Internet Guía Deep Web 2021: todo lo que debes saber

Дек 15, 2021

AZ ADSL ZONE
16/11/2021

Qué es la Deep Web

La Deep Web se traduce al español como ‘Internet profunda’. Y se denomina así por la sencilla razón de que está compuesta por todo aquel contenido de Internet que, por diversos motivos, no está indexado por motores de búsqueda como Bing, Yahoo o el propio Google –entre muchos otros-. Lo que todos los usuarios utilizamos de forma diaria, sin embargo, se denomina ‘Internet superficial’.

El nacimiento de la Deep Web no tiene nada de misterioso. Lo cierto es que todo se debe a la llegada de motor de búsqueda, como los de Google, Yahoo o Bing) que indexan gran parte de la información existente en Internet. De hecho, si estos navegadores indexaran más páginas, el “Internet profundo” reduciría su tamaño.

Además, hay webs privadas que pertenecen a la Deep Web sin que muchos lo sepan. Por ejemplo, el área privada de una empresa, la zona de usuario de una operadora o la web privada de una universidad, tienen información que no está indexada en ningún buscador. Sin embargo, todo el mundo atribuye el término Deep Web a cosas ilegales y lo cierto es que todo contenido sin indexar entra en la categoría.

Deep Web vs Dark Web vs Darknet vs Clearnet

El concepto de Deep Web se debería utilizar para definir todas las páginas web que no están indexadas por buscadores tradicionales. Sin embargo, se suele utilizar también el término Dark Net para referirse a la parte ilegal, oscura y poco recomendable. La realidad es que con lo de Dark Web o Internet oscura, nos deberíamos referir a las diferentes darknets, redes que se superponen a la internet pública y requieren de software específico y configuraciones o autorización para acceder.

Todos conocemos Tor como una de las darknets, pero lo cierto es que existen otras como Freenet o I2P con recursos muy valiosos. Se puede decir que la red oscura es una colección de redes y tecnologías usadas para compartir información y contenidos digitales. Estas utilizan protocolos y puertos «no estándares» sobre la red subyacente. La definición varía según los autores, ya que otros creen que deben también ocultar la identidad misma de los miembros de la red.

 

Se puede dar como ejemplo de redes Darknet las redes Freenet, i2p, GNUnet, Entropy, ANts P2P, y Tor, por lo que no debemos quedarnos únicamente con Tor como máximo exponente de la Deep Web o Dark Web. Tenemos dos tipos, las de tipo P2P o peer-to-peer como Freenet, i2p, GNUnet, Entropy, ANts P2P y las no P2P como Tor. Las primeras destacan por su anonimato frente a las segundas.

¿Qué tener en cuenta?

Hay una serie de aspectos que tenemos que tener en cuenta cuando vamos a navegar a través de la Deep Web. Nos hablan mucho de ella, de la Dark Web, de la Internet profunda, pero… ¿qué pasa y por qué no aparece en Google?

Por qué la Deep Web está ‘oculta’

Para prácticamente cualquier contenido de la deep web (Tor) lo que se utilizan son dominios con extensión .onion; además, los propios nombres de dominio están codificados con una trama HASH. No hay registro de estos dominios por parte de un servidor DNS, sino que los dominios .onion, con un servicio específico, se encargan de hacer las veces de este DNS. En una red P2P, las bases de datos correspondientes a la resolución de los nombres de dominios HASH se replican para que estén disponibles para todos los usuarios. En lugar de emplear el protocolo UDP/IP para la identificación de páginas web, como en la Internet superficial, en la deep web se repiten por un ramal.

Aunque es popularmente creído que la deep web es peligrosa o ilegal, en ella se ocultan avances tecnológicos y científicos, por ejemplo, en lo que se denomina la Academic Invisible Web. Por otro lado, se cree también que la deep web es más ‘pequeña’ que la Internet superficial y, sin embargo, las últimas estimaciones apuntan a una dimensión entre 400 y 550 veces superior que la Internet superficial. En torno a 550 billones de documentos individuales, frente a 1 billón en la Internet superficial.

Qué hay en la Deep Web: mitos y verdades

En la Deep Web hay de todo ya que, como hemos explicado, es la parte sin indexar de Internet. Además, en cada una de las darknets, los contenidos pueden ser muy variados. Al intentar colocar el anonimato por encima de todo, algo que no siempre se consigue, suelen utilizarse para actividades ilegales, pero también podemos encontrar mucho de trabajos académicos e investigaciones. De hecho, esto se conoce como Academic Invisible Web y engloba las bases de datos que contienen avances tecnológicos, publicaciones científicas, y material académico en general a los cuales no se pueden acceder fácilmente.

En la Deep Web también se esconden sites de venta de drogas, dinero falso, documentación falsa, armas, explosivos, mercenarios, órganos, hackers, información personal, libros clasificados, pornografía y otro tipo de contenido similar. Además, no es muy complicado llegar a este contenido en unos pocos minutos, aunque el nivel de confianza para comprar, por ejemplo, billetes falsos o documentos falsos, deja mucho que desear.

Entre los mitos de la Deep Web encontramos los relativos a su tamaño. Aunque algunos estudios, como el que hemos destacado antes, indican que es más grande que el Internet superficial, uno reciente lo desmiente. La compañía Recorded Future confirma que la Dark Web es realmente diminuta en comparación con la web visible que utilizamos a diario los usuarios y las empresas. De los 55.828 dominios Onion diferentes, vieron que sólo 8.416 dominios estaban activos en la red anónima Tor, lo que hace que el porcentaje que representa la Dark Web sea del 0,005% de la web visible, es decir, insignificante.

«Entrar en la Deep Web es ilegal, puedes ir a la cárcel» – Falso, navegar por la Deep Web no es ilegal, pero ciertas acciones en la Deep Web sí pueden llevarte a tener problemas legales.

«En la Deep Web sólo hay drogas, armas, pornografía infantil…» – Falso, en la Deep Web hay contenido de todos los tipos, tanto productos como servicios y documentación. No sólo accederemos a productos, servicios y documentación ilegal, sino de todos los tipos.

Ya tenemos dos aspectos fundamentales desmentidos y, conociendo lo que la Deep Web no es, ¿qué es en realidad? No es más que un «Internet paralelo» protegido por sistemas de protección del tráfico que están ideadas para maximizar la privacidad y el anonimato. Por lo tanto, en la Deep Web podremos encontrar absolutamente todo lo que podamos imaginar, y especialmente cosas que en el Internet superficial no tienen cabida.

Cómo entrar

Para acceder a la Deep Web o a la Dark Web hay una serie de navegadores que nos lo permiten. Lo primero que deberías saber es que recomendable usar un VPN cuando vayas a hacer uso de la deep web. De este modo es como se garantiza, en mayor medida, el anonimato como usuarios de la misma y como, también en mayor medida, podemos ocultar el rastro de toda nuestra actividad. Aunque, evidentemente, esto va a repercutir de forma significativa sobre la velocidad de navegación.

Desde Tor Browser

Para acceder a la deep web, como concepto más amplio y refiriéndonos a TOR, basta con un navegador web especial. Podemos servirnos de Tor Browser, que es el navegador web más conocido en este ámbito, pero hay muchas alternativas a Tor Browser para acceder a la deep web. Tomando como referencia Tor Browser, lo que tendríamos que hacer para entrar a la deep web es lo siguiente:

Con el navegador web recién instalado, tendríamos que abrirlo y pulsar sobre Open Settings para modificar los parámetros que correspondan si, por ejemplo, nuestro operador aplica restricciones especiales, si utilizamos una conexión a través de un servidor proxy, o en caso de que tengamos configurado en nuestro ordenador –o en nuestra red- un cortafuegos. Después solo hay que seguir el proceso guiado de configuración el navegador web y, de forma automática, se abrirá como si se tratase del propio Google Chrome o cualquiera de sus similares.